Locos de la Azotea

Los Locos de la Azotea, Enrique Telémaco Susini, César José Guerrico y Luis Romero Carranza se lanzan a una nueva aventura. Atraídos por la novedad del cine sonoro de Hollywood, viajan allí con la intención de traerlo a la Argentina. Compran en Bell & Howell un equipo completo de filmación.

De regreso al país, buscan un predio que les permita instalar el modelo de diseño y producción de MGM. Adquieren la quinta La Algovia, de la familia Zeller, ubicada en Av. Mitre 2351, en Munro, donde se crean la Sociedad Anónima Radiocinematográfica Argentina Lumiton, con un capital de $300.000. Se asocia el Ingeniero Raúl Orzábal Quintana, quien construye el equipo de sonido.