Me toco la cabeza…

Me tocó la cabeza, las lágrimas más cerca, se caen todos los días. Nada está demasiado escondido, aunque parece, porque no pasan personas por la calle y los ruidos se amortigûan detrás de la ventana.  

Me tocó la garganta, se cierra, duele, algo quiere decir.

Dice: este mundo no me gusta, la relación con vos no me gusta.

Extraño la tibieza de tu piel, dormir juntos. Extrañas el sexo salvaje. 

Demasiado extrañas extrañezas.