UN HOMBRE SOLO NO VALE NADA

Dirección: Mario C. Lugones.
Argentina. 85 min. Ficción. 1949.

Enrique Serrano interpreta a un empleado, Modesto Fauno, que ha cometido un error en una factura de la empresa en la que trabaja. Sus jefes le recriminan su error y sus compañeros se burlan de él. En búsqueda de refugio se dirige a un cabaret en donde trabaja el personaje de  Diana Beltrán (Amelita Vargas), una bailarina cubana que se sienta en su mesa y lo escucha. Ambos deciden que ella se hará pasar por su esposa con el fin de que consideren a Modesto en la empresa y lo asciendan. Sus jefes quedan encantados con ella y se pelean por atenderla y compartir actividades con el «matrimonio». Los encantos de la muchacha atraen a los jefes de aquel, que lo ascienden. Luego, el hombre alentado por la muchacha, va perdiendo su timidez y progresa. Finalmente, se da cuenta que quiere a su esposa ficticia y, como es correspondido, resuelven casarse, pero esta vez en serio.

*Disponible en todo el mundo